De vuelta al Saxofón

Después de muchísimo tiempo sin tocar (por falta de tiempo: mucho trabajo, y sobre todo pot falta de motivación ante la imposibilidad de dar clases en inglaterra -precios prohibitivos- y por carecer de compañeros o amigos con los que tocar.) He decidido volver con el saxofón!. Me lo voy a tomar con calma, tal vez sólo toque un par de días por semana, tal vez mas, pero las buenas noticias es que he vuelto a españa, y aquí es mucho más fácil tocar con gente (las bandas de los pueblos son muy comunes, y a menudo un método barato y fácil por el que mucha gente comienza con la música). Es algo que realmente echaba de menos en españa y que hubiera deseado tener en UK. (Me habría hecho las cosas mucho más fáciles con el saxofón.

Por el momento, y hasta que encuentre una banda volveré a mirarme el libro de Escuchar, Leer y Tocar Vol.1 que dejé a medias y que me servirá como base y para refrescar la memoria. Espero poder subir pronto algún video de mi tocando alguna pieza sencilla.

Anuncios

2º Semana! Problemitas limpiando el saxo

El lunes y el martes no toqué el saxofón, entre el trabajo y que me pasé dos dias practicamente durmiendo que estuve ocupada no me cundió mucho, y tocar a ciertas horas es imposible, porque suena muuuuuuucho… El miércoles despues de tocar, como siempre, limpié el saxo y se me quedó la gamuza atrapada en la mitad… lo pasé fatal. El saxo venía con una gamuza sin mas, y buscando aqui y allá encontré que la mejor forma para limpiarlo por dentro era atar la gamuza a una cuerda,  y al otro extremo poner un contrapeso. El contrapeso se mete por la parte de la campana, se le da la vuelta,  y cuando sale por el tubo, se tira de el para que toda la gamuza recorra el interior del saxo y limpie todas las babas (¡malditas babas!). Aquí la explicación:

¿Cual fue el problema? que se quedo atascada la gamuza y al tirar de la cuerda demasiado fuerte la partí (cabe decir que soy idiota y mi cuerda era un hilo cosido…). Tuve que sacar la gamuza con unas pinzas cual cirujano, a través de una de las llaves… (fue una experiencia horrible). Afortunadamente no le ha pasado nada, pero son tan delicados que me da miedo cargármelo con alguna tontería como la de ayer. He cambiado la “cuerda” por una de verdad, he cogido una cuerda de cordones de zapatillas y ahora va genial. Además, he comprado por amazon una escobilla con pelo de micro fibra y otra gamuza mas. El cuidado y la limpieza del saxo es muy importante, la saliva, el polvo, van a hacer que acabe estropeándose y desafinando si no lo cuidamos como se debe, y prefiero gastar 15-20€ en productos adecuados para su mantenimiento que tal vez los 200€ que me pueda suponer una reparación… así que ya sabéis.. cuidad vuestros instrumentos!

He aprendido tres notas nuevas, sigo con el libro de Escuchar, Leer & Tocar y creo que estoy avanzando bastante rápido. Todos los días práctico embocadura y hacer notas largas, y me hago unas cuantas partituras. Espero poder subir algo grabado por mí en un par de mesecitos!

Mañana viernes!

Termina mi primera semana. Problemas con la embocadura.

Bueno, termina el fin de semana! lo he disfrutado mucho, aunque no he tocado el saxo tanto como querría. El sábado me puse a ensayar y no aguanté mas de 30 minutos. Fue horrible. No conseguía ni por asomo soltar una nota decente, todo el rato tenía problemas con la embocadura, es lo que más me frustra y mas me está costando.. desearía poder tener a alguien cerca que también tocase para que viese mi técnica y la corrigiese.

Hoy domingo me he puesto otra  vez con ello, mas tranquila. He vuelto a ver vídeos sobre como colocar los labios para una buena embocadura (ay! el duro camino del autodidacta) y había olvidado humedecer la caña! después de hacerlo el sonido era considerablemente mejor, tengo que seguir practicando pero posiblemente ayer me fuese tan mal por eso. Dejo aquí un par de vídeos que me han ayudado mucho a pillar la técnica de la embocadura, por si a alguien le sirve (el segundo me gustó mas que el primero):

(recomiendo ver todos los vídeos de ambos, tienen cosas muy interesantes sobre el saxofón, digitación, teoría musical, etc, aunque tal vez los vaya colgando yo.)

Otro tema que me trae de cabeza es el tema de las babas. Parecerá de broma, pero babeo muchísimo. Es normal dejar restos de babas cuando tocas un instrumento de viento, de hecho es lo mas normal, pero me salen unas cantidades de saliva increíbles… a veces, cuando coloco mal los labios en la boquilla y la caña vibra.. me salpica la saliva! y una vez he terminado de tocar y sacó el tudel y la boquilla del saxo sale un chorro de saliva… todo está empapado. Tengo que preguntar si esto es normal o soy yo que salivo demasiado 😛

La semana que viene mas y mejor, y aquí termina mi primera semana tocando el saxo!

Tokyo Ska Paradise Orchestra Live – Ska Me Crazy

Bueno, aquí dejo una aportación de un señor grupo de Ska-Jaz que lleva tocando desde el 85, Tokyo Ska Paradise Orchestra, el grupo está compuesto por guitarras, percusión trombón y trompeta, varíos saxofones (han usado saxofones altos, baritono, soprano y tenor). Tienen una puesta en directo increible y una discografía bien extensa.

De momento tengo que seguir escuchandolos, pero no tienen desperdicio, los recomiendo al 100%!

Su web: http://tokyoska.net

Tercer y cuarto día

Después de leer durante varios días el foro de Adolphesax (que me está siendo de tremenda ayuda, con muchísimos recursos y gente dispuesta a echar una mano), he decidido comprar una boquilla nueva, y ya de paso algunas cañas (recordar que la mía está un poco astillada…). Son bastante caras. Una buena caña cuesta casi la mitad de mi saxofón, imaginad… pero todo el mundo coincide en que es vital a la hora de producir un buen sonido. Las Yamaha 4C son una alternativa muy buena y económica para quien quiere una boquilla decente y bien construida a un precio asequible, así que sin dudarlo me he decidido a comprar una. La pedí el jueves y llegó el viernes por la mañana, así que ya he podido probarla (y las nuevas cañas también).

 

Ayer (Jueves) y hoy, he notado bastante mejoría tocando. Voy cogiendo mejor el tema de respirar con el diafragma, y noto que me cuesta muy poco prolongar las notas y tocar durante bastante tiempo sin necesidad de coger aire (tengo mucha capacidad pulmonar). Cada vez los sonidos son mas cálidos,  y hoy mismo he conseguido hacer tres pequeñas partituras de los ejercicios del libro Escuchar, leer & tocar. Los graves se me resisten mas y vibran demasiado, pero ya consigo hacerlos (el primer día no sonaban nada). Estoy mas a gusto con la boquilla nueva, creo que se nota bastante el cambio.

 

Segundo día. Miercoles 05/06/13

El miercoles por la mañana (no trabajaba) aproveché, despues de haber leído suficiente sobre el tema, para dedicarle la mañana a mi saxo. Resulta que el problema era la embocadura (La embocadura es la parte del instrumento que esta en contacto con los labios), vamos, que mi problema era la técnica a la hora de soplar y de colocar los labios en la boquilla. La respiración debe provenir del diafragma, y los labios tienen que colocarse de una determinada manera para que el aire pase a través de la boquilla sin salirse, y haciendo que la caña  vibre adecuadamente. Soplar demasiado fuerte, flojo, colocar mal los labios (los inferiores deben recubrir los dientes para no romper la caña), etc, son factores a tener en cuenta para que el sonído salga puro y limpio (y en mi opinión es una de las cosas mas complicadas). La técnica del músico a la hora de soplar es crucial en el saxofón.

Recordé todo lo que había leido y… conseguí que sonara! el saxofón produjo un sonido rápido, grave y muy corto, pero me sentí muy feliz. Seguí practicando durante una hora o dos, el primer paso (estoy siguiendo el libro Escuchar, leer & tocar, tienen 3 volúmenes y están muy recomendados.) Practicando con la embocadura, y intentando producir los sonidos mas nitidos y prolongados posibles. Es mucho más dificil de lo que parece. Conseguí pocas veces producir una nota clara y prolongada. Sobre todo prolongada.

El primer día

El primer día. Martes 04/06/13 

El saxofón llego el martes. Yo llegaba de trabajar cuando vi la enorme caja esperándome en la entrada. La abrí emocionada, nunca en mi vida habia visto un saxofón de cerca (y mucho menos lo había cogido!). Pesaba mas de lo que pensaba, era grande, como imaginé, y sobre todo… tenía una enorme cantidad de cosas, muchísimos agujeros y llaves, me parecía una obra de ingeniería. Me puse a trastear con todas las llaves, abrirlas, cerrarlas, no podía imaginar que tuviese tantísimas.

Lo intenté montar con todo el cuidado que mis manazas me permitieron, y astillé un poco la caña sin querer (venía ya montada en la boquilla, yo no sabía ni que se llamaba caña). Mis conocimientos sobre las partes del saxo eran nulas… me recordó tremendamente a aquel día en el que, con 16 años uno de mis mejores amigos, Rober, y yo recibimos nuestras primeras máquinas de tatuar. Nos sentimos exactamente igual.

Bueno, una vez conseguí montar el tudel, la boquillacaña me dispuse a soplar… no sonó nada. Me habría sorprendido si un par de días atrás un amigo (músico) no me hubiese advertido de lo difícil que es hacerlo sonar. Aunque en aquel momento no le creí demasiado (¿como iba a ser dificil? soplas y ya está, como una flauta, como cualquier cosa, sonará peor o mejor, pero sonará). Pero no, estaba en lo cierto, de ahí no salío ningún sonido. Probé dos o  tres vece más y decidí que aquel día lo mejor que podía hacer es aprovechar mis horas libres en leer sobre el saxofón, sus partes, como funcionaba y demás cosas básicas antes de hacer nada más.